plan-a-plan-b

Planeación ABZ para alcanzar el Éxito

Un emprendedor suele recibir consejos contradictorios a la hora de empezar un nuevo proyecto, y lo peor es que estos pueden venir de personas inteligentes y experimentadas. Entonces, ¿Existe un método para planear un emprendimiento y garantizar el éxito o disminuir la probabilidad de falla?

Según Reid Hoffman, co-fundador de LinkedIn existe una forma de planear para facilitar el éxito, y es fácil de poner en práctica.

Imagina que estas a punto de lanzarte a un nuevo emprendimiento, el proyecto de tus sueños; es probable que te hayan dicho que seas tanto persistente como flexible; alguien mas te dirá que debes trabajar sin descanso, empezar temprano mientras tu competencia aun duerme.

Luego otro consejero de experiencia te dice que pienses en donde quieres estar en diez años y luego a partir de ese punto, crees un plan de carrera. Alguien mas te dirá que debes adherirte firmemente al plan mientras que otros te dirán que debes estar atento a las oportunidades. . Simple, ¿verdad?

¿Quién tiene la razón? Todos y ninguno, ese es el dilema. Algunos de los mejores emprendedores cuentan historias de haber sido flexiblemente persistentes. Pero sin duda todos ellos, todos, coinciden en algo: Los mejores planifican y definen estrategias. Tienen un Plan A y un Plan B, ahora bien, Hoffman y Casnocha nos sugieren en su libro que además debemos tener un Plan Z. A continuación te mostraré en que consiste la estrategia del Plan ABZ y cómo ponerla en práctica. Todos nos podemos beneficiar de esta estrategia, incluso aquel que nunca planea fundar una empresa.

Según Hoffman & Casnocha (2012), la planeación ABZ no es algo que se hace una sola vez, más bien es un proceso que se hace multiples veces a lo largo de la vida de un individuo o de un emprendimiento. No importa cuántos años tengas o a que te dediques, siempre debes estar planeando y adaptándote. (p.58).

Lo que planeas versus lo que sucede… ¿Se te hace conocido?

¿A qué se refieren entonces con A, B y Z? El Plan A es lo que estemos haciendo justo en este momento, es nuestro plan actual para implementar nuestra Ventaja Competitiva. Como en todo plan, en el Plan A seguimos aprendiendo y hacemos ajustes con regularidad pero la meta principal es la misma. El Plan B es el cambio que tendremos que hacer cuando necesitemos cambiar nuestros objetivos. Por lo general el Plan B no está muy lejos del Plan A, suene tener cosas en común. Una vez que pasamos al Plan B, este se convierte en nuestro nuevo Plan A. (Hoffman & Casnocha, 2012, p.58).

Es Plan Z es el plan que usaremos cuando todo lo anterior falle, es como un bote salvavidas. Tanto en los negocios como en la vida, siempre queremos ganar el juego, y si fallar significa terminar viviendo en la calle como un mendigo, esa opción es inaceptable como Plan Z.

La idea es tener al menos tres (3) planes basados en nuestras ventajas competitivas: A, B y Z. La idea es planear nuestro futuro con tres posibles caminos, pero todos ellos basados en lo que sabemos hacer y nos gusta hacer.

El viejo plan de:

  • Ir a la Universidad
  • Adquirir experiencia
  • Conseguir un buen empleo
  • Retirarnos o jubilarnos para disfrutar la vida

Bueno, debo decirte que ese plan ya no es viable, para nadie. Estamos ante una nueva realidad, una donde la competitividad no termina aunque tengamos 25 o 65 años.

Entonces, empieza por definir tus tres planes de vida, de carrera o de emprendimiento, y para cada uno de ellos define tus Activos, tus Valores y tu Realidad, de modo que puedas planear tus acciones con base en algo real y ejecutable. Para saber más sobre Cómo Potenciar tu Ventaja Competitiva te invito a leer mi artículo sobre el tema en este blog.

Plan A

Es el plan para potenciar y alcanzar tus objetivos con lo que estás haciendo ahora. Puede ser tu empleo actual, tus estudios universitarios, o tus planes para iniciar un nuevo negocio, pero sin duda debe ser lo que estas haciendo en este justo momento.

Para este escenario identifica tus ventajas competitivas, tus activos, tus valores y la realidad de tu mercado. Analiza bien si tu Plan A vale la pena, que nos hayas escogido un mercado que esté desapareciendo (vender cámaras fotográficas con película química ya no está de moda). Y si necesitas, cambiarlo o ajustadlo cuanto antes. Si consideras que tu Plan A puede fracasar, entonces necesitas un Plan B.

Plan B

El Plan B es lo que harás cuando el Plan A falle. Por ejemplo, Steve Wozniak a los 26 años tenia un Plan A: Trabajaba en una empresa de computadoras llamada HP, pero también tenia un Plan B: Si se quedaba sin empleo, empezaría un negocio con su amigo Steve Jobs haciendo sus propias computadoras. Bueno a Wozniak le tocó seguir el Plan B y resultó fundando una empresa llamada Apple, si esa Apple. Ya vez que tener Plan B no es nada malo, al contrario puede ser lo mejor que te pase en tu vida.

El Plan B puede ser ese proyecto paralelo en el que está trabajando, puede ser otros trabajos que está considerando solicitar, etc. Abre tu mente a las posibilidades, busca y crea nuevas oportunidades, de eso se trata el Plan B, pero ahora ponlo por escrito y vuelve a identificar tus fortalezas y ventajas competitivas.

El Plan A suele ser mas conservador mientras que el Plan B suele ser un poco más extremos, no tengas miedo, solo ponlo por escrito y asegúrate de que puedes lograrlo.

Plan Z

Considera el Plan Z tu última alternativa, no te permitas nada menos que lo que definas aqui.

Según Hoffman, el Plan Z es tu bote salvavidas, no se admite caer en la miseria y la desgracia, eso no es una posibilidad siquiera, La idea es tener un tercer plan, el Plan Z para cuando todo lo demás salga mal.

El Plan A fracasó, hicimos todo lo posible con el Plan B pero no funcionó… ¿Y ahora que hacemos? Pues lo que hayas definido en tu Plan Z.

Para encontrar tu Plan Z, debes responder a la siguiente pregunta: ¿Y si todo lo demás se va al ‘infierno’ que haré? la respuesta es tu Plan Z.

Si eres joven tu Plan Z podría ser volver a vivir con tus padres, o mudarte al sofá de tu mejor amigo. O para cualquier edad podría significar desempolvar esa guitarra y cantar en los bares mientras vuelves a enderezar un nuevo Plan A. La idea d este Plan Z es que tengamos el fracaso bajo control y sepamos siempre que el Plan Z es la solución «temporal» con la que incluso es posible sentirnos cómodos hasta volver a empezar.

¿Sabes quién es Elon Musk? Tesla, PayPal, SpaceX… muy bien, si lo conoces. Bueno el Plan Z de Elon era mudarse al sótano de la casa de sus padres si todo fracasaba… Lo interesante es que tenia un Plan Z porque pensaba que sus empresas podían fracasar, pero siempre pudo volver a implementar un Plan A y aquí está, un empresario de éxito y un ejemplo a seguir.

Conclusión

Hemos aprendido la importancia de tener multiples planes, al menos tres: A, B y Z, y una estrategia para cada uno de ellos .

Solo recuerda, es esencial poner por escrito estos planes. Te lo digo una vez más: Escríbelo, en papel, en Powerpoint, en donde prefieras pero escríbelos.

Business Model Canvas – Escríbelo con Post-it

Escribe primero tu Plan A, y luego tu Plan Z. Sólo cuando tengas estos dos escribe tu Plan B. Este esfuerzo te ayudará a emprender mejor y a tener una vida de éxito.

Finalmente, recuerda que esto no se hace una única vez, es algo que harás constantemente. Esto junto a una estrategia para Crear un Modelo de Negocios efectivo, junto a la identificación de tu Ventaja Competitiva, sin duda son factores que te ayudarán a alcanzar el éxito.

Referencias

Hoffman, R. and Casnocha, B. (2012).  The start-up of you: adapt to the future,
invest in yourself, and transform your career. New York, NY: Currency.

COMPARTIR ESTE ARTICULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Planeación ABZ para alcanzar el Éxito

Un emprendedor suele recibir consejos contradictorios a la hora de empezar un nuevo proyecto, y lo peor es que estos pueden venir de personas inteligentes y experimentadas. Entonces, ¿Existe un método para planear un emprendimiento y garantizar el éxito o disminuir la probabilidad de falla?

Read More »

Cómo potenciar tu Ventaja Competitiva

Tener entusiasmo por los productos o servicios que vendemos es esencial para cautivar a otros en un proceso de ventas, es esencial para el éxito. Pero demasiado entusiasmo nos puede llevar a hablar mas y escuchar menos, el principal error en un proceso de ventas. ¿Podemos vender más escuchando mejor a nuestro cliente?

Read More »

Vender más escuchando mejor

Tener entusiasmo por los productos o servicios que vendemos es esencial para cautivar a otros en un proceso de ventas, es esencial para el éxito. Pero demasiado entusiasmo nos puede llevar a hablar mas y escuchar menos, el principal error en un proceso de ventas. ¿Podemos vender más escuchando mejor a nuestro cliente?

Read More »

Acerca de Alfred

Emprendedor, Polymath, Coach y Consultor de negocios, con experiencia en negocios por todo el mundo. Alfred tiene la misión personal de desarrollar una cultura de liderazgo y emprendimiento, ayudando a otros a alcanzar su máximo potencial.

Alfred Certain 2019 © Todos los derechos reservados