Cómo y cuándo conseguir un inversionista

Si eres un emprendedor con una idea nueva o un experto con varios años llevándola a cabo a pequeña o mediana escala, siempre llega un momento en el que será apropiado conseguir capital de inversión para tu negocio; ya sea que necesites capital para implementar tu idea, o para expandirte y avanzar al siguiente nivel. Durante los últimos 25 años sólo el 5% de los emprendedores obtiene inversión para apoyar su idea, lo que nos hace preguntarnos si el 95% restante no es lo suficientemente bueno para conseguirla o simplemente no lo intenta. Así que está abierto el dilema, ¿Cómo y cuándo conseguir un inversionista? ¿Cómo convencer a un potencial inversionista de que vale la pena tu idea y que debe poner su dinero en ella?

Si eres un emprendedor con una idea nueva o un experto con varios años llevándola a cabo a pequeña o mediana escala, siempre llega un momento en el que será apropiado conseguir capital de inversión para tu negocio; ya sea que necesites capital para implementar tu idea, o para expandirte y avanzar al siguiente nivel. Jim Casparie, fundador de The Venture Alliance, afirma que durante los últimos 25 años sólo el 5% de los emprendedores obtiene inversión para apoyar su idea, lo que nos hace preguntarnos si el 95% restante no es lo suficientemente bueno para conseguirla o simplemente no lo intenta.

Así que está abierto el dilema, ¿Cómo y cuándo conseguir un inversionista? ¿Cómo convencer a un potencial inversionista de que vale la pena tu idea y que debe poner su dinero en ella?

Cuándo conseguir un inversionista

Lo primero es elegir el momento adecuado para conseguir capital de inversión. La mayoría de emprendedores no entiende la diferencia entre Necesitar capital y Estar Listo para conseguir capital.

En un sistema dónde el emprendedor es quien elige la idea y el inversionista quien tiene el dinero para hacerla realidad, no es raro que cuando ambos se encuentren estén fuera de sincronía en lo que desean obtener de un posible acuerdo. ¿Por qué sucede esto? Porque el emprendedor es a menudo motivado más por su necesidad de dinero para subsistir que por estar listo para dar un próximo paso. ¿Cuál es la diferencia entre necesitar la inversión y estar listo para la inversión? Cuando un emprendedor necesita el dinero suele transmitir un de estos mensajes:

  • Necesito dinero para salvarme de mi mala administración de mis pocos recursos.
  • No puedo invertir más mi propio dinero, por eso necesito el suyo.
  • No he podido conseguir dinero con nadie más, así que por favor sálveme.

Por otra parte cuando el emprendedor está listo para conseguir un inversionista, entonces el mensaje que se transmite es uno de estos:

  • Necesito un socio que me ayude a alcanzar el siguiente nivel en mi proyecto.
  • Tengo control sobre mi producto, mi mercado y mis clientes, y estoy listo para aceptar una inversión que me ayude a crecer.
  • He investigado varias fuentes de capital y estoy listo para trabajar con usted porque creo que es la opción mas conveniente.

La mayoría de emprendedores falla a la hora de estar listos para obtener la inversión, aunque su idea sea asombrosa y su proyecto completamente viable. En otras ocasiones el emprendedor obtiene cierto éxito con sus propios recursos y entonces olvida que podría lograr mucho más trabajando en equipo con quien tiene más recursos que el, lo que en la mayoría de casos sucede por el deseo de evitar tener un socio que estropee, cambie o incluso detenga su sueño y su visión; pero eso no tiene por que suceder si hacemos correctamente el trabajo al conseguir a nuestro socio inversor apropiado. La meta entonces es primero estar seguro de lo que se quiere y luego estar listo para conseguir al inversionista adecuado.

Cómo conseguir un inversionista

Hay que admitir que los inversionistas de capital se encuentran a menudo con emprendedores que no están listos, pero también es frecuente que los emprendedores se encuentren con charlatanes que no tienen la solidez financiera para invertir. Ambos extremos deben evitarse sin duda, lo que nos lleva a entender que la tarea de conseguir un inversionista va a requerir tiempo y esfuerzo para que de los resultados adecuados.

Muchos emprendedores con ideas brillantes olvidan que para tener éxito en los negocios no sólo se necesita una gran idea sino toneladas de sacrificio (y a veces de dinero), y que no se puede tomar el premio sin pagar el precio. ¿Cómo resolver este dilema de tener que sacrificarnos para obtener dinero, pero no poder avanzar sin el?

El inversionista busca emprendedores que hayan demostrado que creen lo suficiente en su idea o su proyecto como para ser capaces de arriesgar sus propios recursos en ello. Y así como el emprendedor no contrata a alguien sin verificar sus referencias, el inversionista no pondrá su dinero en alguien que no demuestre y garantice lo que ofrece. Si demuestras ser prudente manejando un capital limitado, entonces lo serás manejando una inversión mayor.

Adicionalmente debes tener claros varios puntos que un potencial inversionista evaluará en ti y tu idea:

1. Se siempre honesto

Un inversionista no sólo invierte en grandes ideas, también invierte en la gente y antes de hacerlo debe creer en ella. Cuando no sepas la respuesta a algo que tu inversionista pregunte, se lo suficientemente honesto como para admitirlo. Recuerda que no evalúan solo tu idea o tu negocio, sino también a ti.

2. Conoce a tu competencia.

Si esperas convencer a un inversionista de que sólo tu haces tal o cual cosa, se reirán de ti. En su lugar cuando te pregunten por ello, responde diciendo algo como: «Nadie más lo hace como nosotros, pero entre nuestros competidores encontramos a X, Y y Z que también lo hacen muy bien.»

3. No te enamores en exceso de tu idea

Debes creer en tu idea y demostrar que te esfuerzas al máximo por ella, pero no te enamores en exceso de ella porque limitará tus opciones. Procura transmitir la impresión de una persona agradable, que se lleva bien con los demás y que además tiene una gran idea, pero nunca la de un ególatra que piensa que solo él tiene la razón. Recuerda que un inversionista será tu socio y busca gente flexible que se ajuste al cambio que vendrá por el camino.

4. Elige al inversionista adecuado.

El inversionista no sólo te evaluará a ti y a tu idea, sino que evaluará si lo que tu ofreces es lo que él busca. Así que antes de sentarte a negociar con un inversionista asegúrate de hacer la tarea y elegir al inversionista adecuado. Existen diversos tipos de inversionista que deberías conocer:

  • Inversionistas independientes
  • Inversionista ángel
  • Inversionista de capital de riesgo
  • Sociedades de inversión
  • Fondos de inversión
  • y otros mas.

Inversionista Angel¿Cuál es el tipo de inversionista adecuado para tu idea y tu situación actual? Cualquiera que sea el que elijas ten por seguro que no busca a alguien con urgencias, sino con potencial y flexibilidad para lograr juntos un objetivo.

Haz una lista de todos los potenciales inversionistas de tu industria, en especial de ángeles inversionistas, luego tendrás que buscar la forma de contactarles porque si no lo haces tu ellos no te buscarán a ti.

Un inversionista Ángel te dará dinero y tu a cambio le darás acciones de tu compañía. Usualmente manejan cifras desde los US$600.000 en adelante, y en ocasiones no es una sola persona sino un grupo de ellas.

Es bueno tener una idea de qué buscan los inversionistas ángeles, así que de acuerdo con el Angel Resource Institute los siguientes son los temas de interés en los que se ha invertido en años recientes:

  • Internet: 31.9%
  • Salud: 20.9%
  • Telecomunicaciones: 13.3%
  • Industrial: 6%
  • Electrónica: 3.8%
  • Productos y Servicios al consumidor: 5.3%
  • Servicios: 4.5%
  • Todos los demás: 14.2%

5. Conoce tus posibilidades

Al reunirte con un inversionista se asegurará de que sabes lo que haces y lo que dices, e intentará derrumbar todo lo que asumas. Ten presente que todos tenemos debilidades y es bueno que tu conozcas las tuyas antes de reunirte con el inversionista. En este campo debes ser capaz de decir: «Somos buenos en lo que hacemos, pero también tenemos debilidades en esta y esta área…»

Recuerda que los inversionistas buscan caminos para multiplicar sus recursos, y no simplemente invertir el dinero que les «sobra».

Administrar el funcionamiento de tu negocio requiere dinero, y siempre será un recurso limitado. Así que se prudente a la hora de invertir tus recursos y diseña un plan para conseguir fondos adicionales, se flexible, se fuerte pero mantén tu mente abierta a las nuevas ideas. No todo saldrá siempre como lo has planeado, aunque si lo haces bien, puede que resulte aun mejor.

COMPARTIR ESTE ARTICULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Planeación ABZ para alcanzar el Éxito

Un emprendedor suele recibir consejos contradictorios a la hora de empezar un nuevo proyecto, y lo peor es que estos pueden venir de personas inteligentes y experimentadas. Entonces, ¿Existe un método para planear un emprendimiento y garantizar el éxito o disminuir la probabilidad de falla?

Read More »

Cómo potenciar tu Ventaja Competitiva

Tener entusiasmo por los productos o servicios que vendemos es esencial para cautivar a otros en un proceso de ventas, es esencial para el éxito. Pero demasiado entusiasmo nos puede llevar a hablar mas y escuchar menos, el principal error en un proceso de ventas. ¿Podemos vender más escuchando mejor a nuestro cliente?

Read More »

Vender más escuchando mejor

Tener entusiasmo por los productos o servicios que vendemos es esencial para cautivar a otros en un proceso de ventas, es esencial para el éxito. Pero demasiado entusiasmo nos puede llevar a hablar mas y escuchar menos, el principal error en un proceso de ventas. ¿Podemos vender más escuchando mejor a nuestro cliente?

Read More »

Acerca de Alfred

Emprendedor, Polymath, Coach y Consultor de negocios, con experiencia en negocios por todo el mundo. Alfred tiene la misión personal de desarrollar una cultura de liderazgo y emprendimiento, ayudando a otros a alcanzar su máximo potencial.

Alfred Certain 2019 © Todos los derechos reservados